FSC-CCOO Postal | 19 abril 2024.

piensaenamarillo.ccoo-correos.es

Adiós a la pesadilla, el gobierno nos da la razón, por fin, cesa a Serrano. El peor presidente de la historia de Correos

  • CCOO y UGT emplazan a cambiar las reglas de juego e iniciar una discusión rigurosa sobre el futuro de Correos

28/12/2023.
Cese Serrano

Cese Serrano

SE ACABÓ LA PESADILLA. A los más de 50 mil trabajadores/as de Correos y a los millones de ciudadanos/as a los/as que Correos tiene encomendado prestar un servicio público de calidad les ha tocado el GORDO de NAVIDAD con el CESE DEL PEOR PRESIDENTE DE LA HISTORIA: JUAN MANUEL SERRANO. Pero no ha sido la diosa fortuna. SERRANO se lo ha ganado a pulso. Nunca nadie había hecho tantos méritos y acumulado tantos merecimientos para ser cesado en un puesto para el que nunca estuvo capacitado, pero para el que, sintiéndose tocado por la suerte de “un dedazo” interiorizó que estaba predestinado.

Solo aquel que se considera intocable, por encima del bien y del mal, es capaz de, ignorando su condición de advenedizo y alto nivel de incompetencia, embarcarse en un proyecto megalómano y enloquecido, fuera de la realidad e inaplicable, con la pretensión de poner el contador a cero a los 300 años de historia de Correos y de convertirse en un burdo imitador del exitoso empresario estadounidense Jeff Bezos (líder de Amazon), para dar paso a una imaginaria “nueva era” postal.

Su visión del futuro de CORREOS, tan mesiánica como disparatada, basada en no contar con la plantilla y los profesionales de la casa, en confrontar con un rabioso sectarismo con el movimiento sindical de clase representado por CCOO y UGT, organizaciones a las que ha tratado de aniquilar –empezando por sus líderes- con las peores prácticas conocidas desde el franquismo, ya anunciaba la que se nos venía encima con la llegada de este siniestro personaje.

Se recordarán para siempre –y tome nota el nuevo presidente- las voces de un Serrano despótico y enfurecido en una sala del centro directivo contra CCOO y UGT porque ambas organizaciones rechazaban el plan para enviar a la plantilla de Correos a trabajar en plena pandemia de la COVID en marzo 2020. Sentenció entonces “Ya iba siendo hora de que viniera alguien a demostrar cómo se dirige Correos sin sindicatos”. La realidad ha venido a demostrar más bien otra cosa. Como se arruina Correos al margen de los sindicatos.

Semejante distopía fue consentida durante toda la legislatura de forma inexplicable por el Gobierno y de ello solo podía esperarse el desastre. Casi cinco años en dirección contraria de los trabajadores/as, de los sindicatos, de la ciudadanía, de las instituciones, de los competidores solo podían provocar un resultado, ruina y desolación: una quiebra técnica financiera sin precedentes (1.200 millones de pérdidas anuales), un déficit estructural que impide endeudarse a la compañía pública, una quiebra moral de la plantilla en todas sus líneas, y una precarización y pérdida de empleo pareja a la perdida de actividad e ingresos. 

Se dice que el tiempo da y quita razones. Aquí ha venido a respaldar y amplificar las que CCOO y UGT hemos esgrimido durante cinco años. Si alguien en el gobierno las hubiera atendido nos hubiéramos ahorrado cinco años de angustia en la moral de la plantilla y de hundimiento en la gestión. 

En sustitución de Serrano, ha sido nombrado como nuevo presidente de Correos Pedro Saura, un político de una muy amplia trayectoria que parece responder a un perfil contrario a Serrano. Ya veremos. Hechos son amores […]. Después de la pesadilla de Serrano, el Señor Saura y el Gobierno tendrán que ofrecer algo más que talante. Quedamos a la espera de lo que se plantee en estas nueva etapa para reconducir la catástrofe que anunciamos CCOO y UGT ya hace cinco años, mientras el Gobierno miraba para otro lado. Muy recomendable, a nuestro juicio, para esta nueva andadura la sabiduría del poeta: “Caminante no hay camino: se hace camino al andar./ Al andar, se hace camino, y al volver la vista atrás/ se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar”.